Que son las Celulas Madre


 

Célula madre o stem cell se define como una célula progenitora, autorenovable, capaz de regenerar uno o más tipos celulares diferenciados.Las células madre existen en varios niveles de potencialidad.

En un primer nivel están las células madre totipotenciales que, según se cree, existen sólo durante los primeros estadios del embrión. Pueden dar lugar a un individuo completo así como a tejidos extraembrionarios (por ejemplo, la placenta).

En un segundo nivel están  las células madre pluripotenciales o embrionarias (Embrionic stem o EScells). Estas células derivan de la Masa celular interna del embrión en estadio de blastocisto (7-14 días), y son capaces de generar TODOS los diferentes tipos celulares del cuerpo. De estas células se derivaran, tras muchas divisiones celulares, a un tercer nivel el otro tipo de células madres, la células madre multipotenciales o órgano-específicas, son capaces de originar las células de un órgano concreto en el embrión, y también, en el adulto.

El ejemplo más claro de células madre órgano-específicas, es el de las células de la médula ósea, que son capaces de generar todos los tipos celulares de la sangre y del sistema inmune. Pero estas células madre existen en muchos más órganos del cuerpo humano, y podemos encontrar en la literatura científica como ya se han aislado células madre de adulto de la piel, grasa subcutánea, músculo cardíaco y esquelético, cerebro, retina, páncreas… A día de hoy, se han conseguido cultivar (multiplicar) estas células tanto en in-vitro (en el laboratorio), como in-vivo (en un modelo animal) utilizándolas para la reparación de tejidos dañados. A pesar de todo, la aplicación de estas técnicas de trasferencia de células madre de adulto para el recambio y reparación de tejidos enfermos está todavía en sus comienzos.
celulas madre

Hasta ahora ha existido la creencia generalizada de que estas células madre órgano específicas, están limitadas a generar sólo células especializadas y diferenciadas del tejido donde residen, es decir, han perdido la capacidad de dar lugar a otras estirpes celulares de cuerpo: son células multipotenciales. Sin embargo la reciente publicación de múltiples estudios ha hecho cambiar esta visión de las células madre órgano-específicas, haciendo evidente que células madre de adulto procedentes de cualquier tejido pueden diferenciarse a células y tejidos de otras localizaciones y estirpes distintas. Estos experimentos han comprobado que células madre de adulto, cultivadas y sometidas a ambientes humorales distintos a los habituales, pueden reprogramarse (TRANSDIFERENCIARSE), y dar lugar a otros tipos celulares que hasta ahora se pensaba que eran incapaces de generar. Es decir, ya no serían multipotenciales, si no pluripotenciales. Si esto es así, se podría decir que no existe una diferencia esencial entre la célula madre embrionarias y las de adulto.

CELULAS MADRE EMBRIONARIAS

No existen todavía respuestas muy clara sobre el potencial de las células madre adultas. De modo que una parte de la comunidad científica se inclina por las progenitoras embrionarias. En estos momentos, existen tres modos de generar las codiciadas células: extraerlas de embriones, mediante técnicas de clonación y también, aunque en menor medida, forzando la división de óvulos sin fecundar.

celulas madre embrionarias 

 

Un óvulo fecundado por un espermatozoide es totipotencial, es decir que puede generar un organismo completo. Después de varios ciclos de división celular, estas células totipotenciales comienzan a especializarse, formando una esfera hueca de células, llamada blastocisto. De su capa externa se formará la placenta y otros tejidos necesarios para el desarrollo fetal en el útero. La masa interna de células dará lugar a todos los tejidos del cuerpo humano. Estas células de la masa interna son pluripotenciales, pueden dar lugar a muchos tipos de células, pero no todos los tipos necesarios para el desarrollo del feto. Debido a que su potencial no es total, no son células totipotenciales y no son embriones. De hecho, si una célula de la masa interna fuera implantada en el útero de una mujer, no desarrollaría un feto.

Otra de las opciones para obtener células madre es la clonación por transferencia nuclear. El procedimiento consiste en tomar una célula reproductora y eliminar su núcleo, orgánulo donde se encuentra el ADN. En su lugar, se inserta el material genético de una célula adulta, por ejemplo de la piel, obtenida del paciente. El híbrido se multiplica dando lugar a un embrión con una carga genética idéntica a la del donante del núcleo.

Uno de los últimos métodos ensayados por una compañía estadounidense es la partenogénesis. Esta opción consiste en administrar una descarga eléctrica o un tratamiento químico a un óvulo para obligarlo a dividirse. De este modo, se forma un sucedáneo embrionario que sólo vive unas semanas, tiempo suficiente para extraer progenitoras celulares.

 

CELULAS MADRE ADULTAS

Una célula madre adulta es una progenitora no diferenciada que puede renovarse constantemente y dar lugar a células especializadas. Estas células se encuentran en los diferentes órganos para reparar los daños que se puedan producir en los tejidos.

La investigación sobre células madre adultas comenzó hace alrededor de 40 años cuando los investigadores descubrieron que en la médula ósea existían dos tipos de células madre. Más tarde se han identificado progenitoras celulares en otros órganos y tejidos.

AdultStemCell-NIH-figure3_sm-ES

La médula ósea ha demostrado ser, hasta el momento, la mejor fuente de células madre dentro del organismo adulto. El método que se emplea para obtener las progenitoras celulares es el aspirado del contenido medular mediante la punción de un hueso. El material que se obtiene pasa por una serie de procesos de cribado para separar las células. y el preparado resultante se inyecta al paciente. Una vez dentro del organismo, las progenitoras celulares se dirigen a la zona dañada para reparan las alteraciones.

 

Lo mucho que aún se ignora:

Aunque no dé problemas de rechazo ni provoque formación de tumores, la terapia celular con autotrasplantes de células madre adultas presenta una complejidad que no se debe menospreciar. Ni controlamos todo el proceso de regeneración mediante células madre, ni comprendemos del todo el proceso natural de diferenciación celular.

El cuerpo humano tiene unos 10 millones de millones de células organizadas en unos 30 órganos. Cada órgano está compuesto por combinaciones de varios tejidos entre los más de 200 que existen en el organismo. Cada tejido está formado por un tipo característico de células. Para poder reparar un tejido dañado con seguridad necesitamos comprender cómo se hizo este tejido en primer lugar. Parece claro que el proceso implica a las células madre, pero desconocemos en gran medida cómo intervienen.

Por lo que sabemos hasta ahora, las células madre son células que cumplen dos características principales: son capaces de dar lugar a una célula idéntica así misma (son capaces de autorrenovarse) y son capaces de diferenciarse a células distintas pertenecientes a un tejido concreto. Según su origen, se habla de células madre embrionarias y de células madre adultas. Estas últimas parecen ser las encargadas de la generación y regeneración de nuestros tejidos en condiciones normales. Generalmente se dividen dando lugar a otras células madre iguales, pero parece que también constituyen un reservorio de células dispuestas a generar el tipo celular que el organismo necesite en cada momento.

 

Sin resultados en células embrionarias

En conclusión, hoy por hoy se sabe mucho más del uso clínico de células madre adultas que de las embrionarias. El autotrasplante de células madre adultas se utiliza con éxito desde hace tiempo para curar leucemias, recuperar piel de quemados, etc. Hoy se comienzan a extender estos autotrasplantes a otras células madre y a otros tejidos. Incluso se supone que el trasplante de células madre de un individuo a otro podría curar numerosas enfermedades hereditarias para las que no hay muchas otras alternativas de curación, si bien se tropieza con la posibilidad del rechazo.

Algunos argumentan que las células madre embrionarias serían la mejor fuente de células madre y en algunos casos, la única. Pero esta suposición carece de base experimental.

Por el contrario, muchos científicos sostienen que es tal la potencia y versatilidad de las células madre adultas que se está descubriendo ahora, que no sería "necesario" destruir embriones humanos para obtener células madre equivalentes a las embrionarias. En todo caso, si las células madre adultas quizá no sean tan versátiles como las embrionarias, son desde luego más seguras. Por otra parte, la mayor versatilidad no parece una ventaja, ya que cuando se va a curar una enfermedad no es necesario que las células madre utilizadas sean capaces de originar cualquier tejido, sino solo el afectado por la enfermedad.

 

CELULAS MADRE  COMO MEDICINA REPARADORA

De manera natural, los tejidos del cuerpo a lo largo de la vida sufren un desgaste, del que se defienden desarrollando la capacidad intrínseca de autorenovar esos tejidos que se desgastan. De no existir esta renovación, se reduciría considerablemente la esperanza de vida de los seres vivos. Por otro lado, gran parte del amplio elenco de las enfermedades que afectan al ser humano, se basan en la degeneración y muerte de los distintos tejidos que conforman nuestro cuerpo, ya sea de manera aguda (infartos) o crónica (degeneración-envejecimiento).

El avance de la medicina ha desarrollado técnicas que consiguen reparar los tejidos: son los trasplantes. La introducción de los trasplantes a la medicina moderna ha supuesto una revolución que alguno ha comparado al descubrimiento de la penicilina. Sin embargo los trasplantes de órganos no están exentos de complicaciones y de limitaciones importantes: la escasez de donantes, la posibilidad real del rechazo del órgano trasplanto

No obstante, se abren ahora nuevas posibilidades: es la nueva medicina regenerativa, que se propone reparar los tejidos dañados utilizando mecanismos similares a los que de forma natural usa el organismo para la renovación de las poblaciones celulares que van envejeciendo y que deben ser sustituidas por otras que suplen su función. Los mecanismos que posee el organismo de regeneración, reparación y renovación de tejidos es limitado y es dependiente de la rapidez de instauración del daño o degeneración. De esta manera la muerte de grandes cantidades de tejido de manera aguda –por ejemplo en los infartos de miocardio, cerebrales- no son susceptibles de ser reparados por los mecanismos naturales del organismo. Entran en escena las nuevas terapias con cultivo y trasplante de células madre, que sirviéndose de su capacidad natural de regeneración, y con la ayuda de las técnicas de trasplante desarrollados estos últimos años, se abren como una posibilidad para el tratamiento de este tipo de enfermedades.

No cabe duda de que éstos nuevos descubrimientos, marcarán una línea primordial en el campo de las nuevas terapias en medicina. La medicina reparadora, basada en el uso terapéutico de las células madre, salen al paso del gran aumento de incidencia que están sufriendo enfermedades de tipo degenerativo que se asocian irremisiblemente al incremento de la esperanza de vida mundial y al envejecimiento de la población, especialmente en el mundo desarrollado.

 

CELULAS MADRE EN CADA ORGANO

En aquellos primeros años setenta se estudiaban ya las capacidades proliferativas y de diferenciación de las células madre de la médula ósea adulta "in vitro".  Los libros mencionaban las células madre cuya existencia se suponía en los distintos tipos de epitelios adultos, dada su capacidad de regeneración habitual, y poco más. Nadie pensó entonces que además existían células madre repartidas en cada órgano y quizá en cada tejido por todo el cuerpo del adulto.

Incluso hasta hace 4-5 años, se creía que las células madre o no estaban presentes o eran muy infrecuentes en los tejidos humanos adultos. Sin embargo, no solo aparecen cada día más y más posibilidades de diferenciación en células madre ya conocidas, como las de médula ósea, sino que también aparecen células madre allí donde era dogma que no las había, tal y como acaba de ocurrir con el cerebro y al parecer con el corazón. Es muy posible que en cada órgano del cuerpo humano existan células madre específicas para cada uno de los tejidos que lo componen, y también para otros tejidos distintos pero relacionados. Puesto que el autotrasplante no plantea problemas de rechazo, y puesto que hasta la fecha ningún autotrasplante ha inducido tumores, las aplicaciones terapéuticas de las células madre de adultos se amplían considerablemente.

Según el Dr. Felipe Prósper, responsable del laboratorio de Biología Celular de la Clínica Universitaria de Navarra, las aplicaciones con células madre adultas actualmente se extienden a problemas tan diversos como la regeneración de la córnea, de cartílagos o de tejido cardíaco después de un infarto; la formación de vasos sanguíneos; el tratamiento de úlceras cutáneas y fístulas, etc. Todavía no somos capaces ni de imaginar qué otras enfermedades degenerativas podremos tratar con estas nuevas automedicinas vivas, que son capaces de devolver la salud perdida simplemente cambiándolas de lugar en el cuerpo donde residen.

 

La grasa corporal es útil

Un ejemplo es el que nos comenta el Dr. Manuel Ángel González de la Peña, director técnico de Genetrix, empresa española dedicada a la aplicación de células madre en terapia celular. González se refiere a las células madre que sorprendentemente se descubrieron en 2001 en un lugar del cuerpo humano que muchos y muchas desean aligerar para mejorar su apariencia: el tejido adiposo de la grasa subcutánea. "En la actualidad se encuentran en desarrollo muy diversas estrategias terapéuticas basadas en células madre de tejido adiposo, como la regeneración ósea, muscular, de cartílago, cardíaca, nerviosa, de páncreas y reparación de heridas y tejidos dañados".

Las células madre de tejido adiposo, a diferencia de otras poblaciones conocidas de células madre adultas, son relativamente muy abundantes: constituyen el 1-2 % de las células totales del tejido. Además, pueden expandirse en grandes cantidades "in vitro". Y se obtienen mediante un procedimiento muy sencillo y seguro, la liposucción. Todas estas propiedades hacen de ellas uno de los tipos de células madre con mayores posibilidades terapéuticas prácticas en la actualidad.

 

CELULAS MADRE EN EL TRATAMIENTO DE SORDERA

Uno de los mayores retos en el tratamiento de las enfermedades del oído interno es conseguir un tratamiento para la sordera causada por pérdida de células ciliadas cocleares o de neuronas del ganglio espiral. El reciente descubrimiento de células madre (CM) en el oído interno adulto que son capaces de diferenciarse en células ciliadas, así como el hallazgo que las células madre embrionarias pueden convertirse en células ciliadas, han levantado esperanzas para el desarrollo futuro de tratamientos basados en células madre.

 

La curación de la sordera causada por la pérdida de células ciliadas cocleares o de neuronas del ganglio espiral constituye uno de los mayores retos en el tratamiento de la patología del oído interno.

La transmisión del sonido se realiza mediante las células ciliadas que son los transductores mecano-sensoriales del órgano de Corti. Este epitelio sensorial está inervado por las neuronas del ganglio coclear que transmiten las señales al sistema nervioso central.

Subyacente a la irreversibilidad de la sordera en los mamíferos está la incapacidad de reemplazar las células ciliadas perdidas. La sordera humana es, en la mayoría de casos, una consecuencia de la pérdida de células ciliadas. Clínicamente, la funcionalidad de las células ciliadas perdidas puede restaurarse parcialmente mediante la estimulación

elèctrica del nervio auditivo, lo que se consigue mediante la implantación de aparatos electrónicos (léase implantes cocleares).

Un avance importante en las perspectivas de utilizar células madre para reemplazar células del oído interno ha venido del descubrimiento de que se pueden generar células ciliadas in vivo a partir de células madre embrionarias (ES), a partir de células madre del oído interno adulto, y a partir de células madre neurales. Estas células madre son pluripotentes, de tal modo que, en teoría, todos los tipos celulares del oído interno

Pueden regenerarse a partir de estas células. Además, se ha demostrado que una vez implantadas pueden integrarse en el oído interno en fases tempranas del desarrollo.

De esta manera se abre la posibilidad de que los tratamientos basados en el trasplante de células madre puedan aplicarse al oído interno lesionado como parte de aplicaciones clínicas futuras en el tratamiento de la sordera.

 

CELULAS MADRE EN LA CURACION DE OSTEONECROSIS

La osteonecrosis, fracturas articulares que no pegan o lesiones del cartílago articular se pueden curar en tres meses, aunque depende de cada persona, gracias al tratamiento con células madre en fisuras que no sobrepasen los tres centímetros, según el doctor de la Fundación AMICAL (Asociación Médica para la Investigación), Pedro Luis Ripoll en declaraciones a Europa Press.

Ripoll, que acaba de recibir el premio de la Fundación Mapfre a su trabajo sobre la utilización de células madre adultas en articulaciones junto a los doctores Mariano de Prado y Javier Vaquero, comentó que la influencia de los trabajos del doctor francés Philippe Hernigou sobre la aplicación de estas células en la necrosis de la cabeza del fémur, entre otros, fueron "cruciales" para investigar en otras aplicaciones de esta técnica.

Además, Ripoll explicó que este tratamiento es "limpio, rápido y efectivo", ya que se trata de extraer estas células madre, centrifugarlas y aplicarlas en estadíos tempranos de fisura o rotura mediante un catéter muy fino en la zona afectada "que hace que el tiempo de rehabilitación sea mínimo al utilizarse técnicas muy poco invasivas".

El trabajo realizado por los especialistas de la Fundación AMICAL a lo largo de dos años, está compuesto por dos partes, una de experimentación animal, y otra clínica, en la que fueron tratados 100 casos que abarcan las articulaciones de cadera, rodilla y hombro, así como defectos del cartílago y pseudoartrosis, y que mostraron "resultados excelentes en prácticamente todos los casos, como siempre hay que ver las características físicas de cada individuo porque no todos reaccionan igual al tratamiento", afirmó Ripoll.

Ripoll destacó en este sentido que "es crucial no levantar falsas expectativas en el posible paciente. Las células madre no son una especie de polvos mágicos que curan todo. Hay que trabajar con audacia, entusiasmo y prudencia, pero recordando que este tratamiento funciona especialmente bien en situaciones de necrosis de cadera, hombro o rodilla, todavía no se ha investigado en más aplicaciones".


APLICACIONES DE ESTE TRATAMIENTO.

En este mismo sentido, el experto subrayó la importancia de considerar este tratamiento como apto para lesiones pequeñas de cartílago, articulaciones o pseudoartrosis, no para lesiones generalizadas. "Hay que ver que en rodillas, por ejemplo, puede haber multitud de lesiones focalizadas. Con esta técnica se pueden curar en unos tres meses dependiendo de cada persona, pero no está indicado para lesiones más grandes", advirtió.

Por otra parte, Ripoll también puntualizó el buen uso que esta técnica puede tener en ámbitos como el deportivo. "El tratamiento ha sido presentado en 10 congresos médicos; algunos lo debaten, otros lo intentan modificar, pero ha superado todos los filtros, demostrando que es eficaz".

En cuanto a su aplicación actual en el ámbito sanitario, el ganador del último premio Mapfre comentó que esta técnica está presente, de diversas formas, en hospitales de Bilbao, Barcelona o Madrid, desde agosto de 2006, con actitud generalizada para curar este tipo de lesiones.

Además, subrayó que este tratamiento esta previsto en la Seguridad Social, tiene un coste "infinitamente inferior" a la implantación de prótesis en las zonas afectadas y, socialmente es "más ventajoso" ya que el tiempo de rehabilitación "es menor" y la curación "es mayor", por lo que las secuelas son las "mínimamente exigibles" en este tipo de intervenciones.

El galardón obtenido por los doctores Ripoll, De Prado y Vaquero, el premio "Desarrollo de la Traumatología Aplicada" de la Fundación Mapfre, se concede al mejor trabajo sobre el empleo de una nueva técnica, quirúrgica o clínica, en la especialidad de Traumatología y Cirugía Ortopédica. En este caso, el jurado eligió de entre un importante número de trabajos, uno cuyo objetivo es promover el desarrollo de técnicas mínimamente invasivas en la cirugía del aparato locomotor.

 

CELULAS MADRE EN TRATAMIENTO DE ENFERMEDAD DE CROHN

El Dr. Damián García Olmo colabora en algunos estudios con Genetrix. Su grupo de trabajo inició en mayo de 2002 un ensayo de factibilidad y seguridad sobre el trasplante autólogo de células madre en el tratamiento de la patología fistulosa anorrectal en pacientes con enfermedad de Crohn. Los últimos resultados, recogidos en mayo de 2004 sobre cinco pacientes, muestran que por liposucción se obtiene un número de células madre suficiente para, tras 5-7 días de cultivo "in vitro", disponer de una cantidad clínicamente usable. Además, la inyección de las células cultivadas en ningún caso produjo rechazo ni crecimiento incontrolado que suponga riesgo tumoral. Los mayores efectos reparadores se observaron al cabo de 4-8 semanas.

Hasta ahora, estas fístulas se tratan mediante cirugía, que presenta graves inconvenientes: el postoperatorio es muy molesto, la probabilidad de recaída supera el 35% y es frecuente que se provoque incontinencia. El nuevo tratamiento con células madre supone una mínima agresión quirúrgica sin las molestias ni efectos secundarios del método clásico. Si hay recaída se puede aplicar de nuevo el procedimiento, puesto que las células madre se pueden congelar y descongelar para usarlas de nuevo.

A la vista de estos primeros resultados, el equipo del Dr. García Olmo se ha planteado la posibilidad de aplicar tratamientos similares para la cicatrización de las heridas producidas durante cualquier procedimiento quirúrgico.

 

CELULAS MADRE EN TRATAMIENTO DE HUESOS ROTOS

No acaban aquí las posibilidades de usar células madres de un tejido para reparar otro. El Hospital de Barcelona, el Centro Médico Teknon y el Hospital General de l’Hospitalet de Llobregat, con apoyo de otras entidades, colaboran en un estudio sobre distintas terapias con células madre procedentes de médula ósea para reparar fracturas graves que no pueden soldarse mediante autoinjertos de hueso. Los autoinjertos, que se suelen hacer con materia ósea tomada de la pelvis, generalmente provocan dolores crónicos y complicaciones en la zona de la cadera donde se ha realizado la extracción.

En el ensayo mencionado, cinco pacientes han recibido trasplantes de células madre procedentes de sus propias médulas óseas después de una expansión "in vitro". Hasta la fecha, los resultados muestran que estas técnicas son "seguras" y "no se han detectado efectos secundarios", según informan los médicos responsables del ensayo, Carlos Solano-Puerta y Lluís Orozco. El estudio seguirá hasta concluir el tratamiento en un total de 15 pacientes. Si los resultados siguen siendo positivos, el método se ensayará en más pacientes y se harán estudios comparativos para comprobar si se superan los resultados de las técnicas estándar.

 

CELULAS MADRE EN REGENERACION DEL TEJIDO CARDIACO

Un tercer ejemplo reciente es la regeneración del tejido cardíaco tras el infarto agudo de miocardio mediante la implantación de células madre procedentes de médula ósea. Este tratamiento, ya experimentado en España y otros países (ver Aceprensa 130/02), es actualmente objeto de un importante ensayo en el que colaboran tres instituciones de Valladolid y una de Murcia.

En un primer estudio se incluyeron cinco pacientes con infarto agudo de miocardio. A los 10-15 días del infarto, se procedió a la extracción de células de sus médulas óseas, implantadas después por vía intracoronaria. Ningún paciente tuvo arritmias ni recaídas cardíacas tras 6 meses de seguimiento. Aunque un paciente padeció un accidente isquémico, fue transitorio y sin secuelas.

También se trabaja en el posible tratamiento del Parkinson, que afecta a una de cada mil personas en la población total y a cinco de cada mil entre los mayores de 60 años. Como explican los doctores Rosario Luquin y Felipe Prósper (Clínica Universitaria de Navarra), ya se ha iniciado el estudio en animales de laboratorio. "El objetivo es obtener neuronas dopaminérgicas a partir de las células madre adultas de médula ósea. El siguiente paso consistirá en comprobar si estas neuronas son capaces, una vez implantadas en el cerebro, de mejorar los síntomas de parkinson que aparecen en estos animales. Finalmente, si los resultados experimentales son satisfactorios se procederá a la realización de ensayos clínicos en pacientes".

 

CELULAS MADRE EN TRATAMIENTO DE ELA

Nuevamente, las células madre vuelven a ofrecer una pequeña esperanza. Investigadores del Instituto de Neurociencias de Alicante (Universidad Miguel Hernández-CSIC) han puesto en marcha un ensayo clínico en el que realizarán un transplante autólogo de células madre de la médula ósea en la médula espinal de afectados de ELA. Este ensayo, el segundo de este tipo que se realiza en Europa, durará tres años.

La Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) es una enfermedad neurodegenerativa caracterizada por una muerte paulatina de neuronas motoras que provoca la atrofia de la musculatura voluntaria. La mayoría de las personas afectadas por esta enfermedad, que provoca un gran sufrimiento, muere pocos años después del diagnóstico, aunque algunas pueden sobrevivir más de diez años: el físico británico Stephen Hawking, el caso más conocido, fue diagnosticado de esta patología en 1963, cuando tenía sólo 21 años

Un grupo del Instituto de Neurociencias de Alicante dirigido por el investigador Salvador Martínez ha desarrollado modelos experimentales en los que demuestran la capacidad que tienen las células madre de la médula ósea para generar células neurales. Este equipo acaba de comenzar un ensayo clínico en el que tratarán a diez afectados de ELA de toda España mediante el transplante de células madre de la médula ósea del propio enfermo. Se han realizado ya experimentos similares en modelos animales, obteniéndose resultados esperanzadores.     

En humanos, también se ha probado ya la seguridad clínica del transplante autólogo de células madre de la médula ósea en la médula espinal de afectados de ELA. Queda, por tanto, esperar que este u otros estudios confirmen las esperanzas de una curación definitiva o, por lo menos, de un avance en la calidad y esperanza de vida de los afectados por esta enfermedad.

 

CELULAS MADRE EN TRATAMIENTO CONTRA EL CÁNCER DE RIÑÓN

Un nuevo tratamiento contra el cáncer avanzado de riñón, consistente en el trasplante de células madre de médula ósea de un hermano, ha reducido o eliminado los tumores y ha prolongado la vida de algunos pacientes en los que la terapia convencional había fracasado. Aunque el procedimiento, divulgado por médicos de EE UU la semana pasada, es todavía experimental y los resultados preliminares, investigadores no vinculados con el trabajo afirman que los resultados son suficientemente alentadores como para garantizar nuevos ensayos con más pacientes.

El nuevo procedimiento, una versión modificada del trasplante de médula ósea, fue desarrollado en los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de EE UU por un equipo dirigido por Richard W. Childs. En un artículo publicado en el último número de la revista The New England Journal of Medicine, él y sus colaboradores describen los 19 casos que trataron, hace entre uno y tres años. 

A juicio de Childs, antes del tratamiento, pocos de los 19 pacientes tratados tenían una esperanza de vida superior a un año. Pero nueve de ellos, que fueron tratados hace más de un año, están todavía vivos, incluidos cuatro en los que han desaparecido todos los vestigios de cáncer. En los otros cinco que todavía siguen vivos, los tumores se han reducido a menos de la mitad.

De los restantes pacientes, ocho fallecieron como consecuencia del cáncer, y dos por las complicaciones derivadas del nuevo tratamiento experimental, si bien en uno de estos dos pacientes los tumores habían disminuido de tamaño.

"Tomamos a los peores de los peores pacientes de cáncer de riñón, aquellos que no tenían otra opción de tratamiento disponible, y en la mayoría el cáncer experimentó una regresión", afirma Childs en una entrevista. "Estamos haciendo que los tumores disminuyan de tamaño y aumentando la esperanza de vida de los pacientes". 

Pero, matizó que es imposible decir cuánto tiempo durarán las remisiones. "No queremos emplear la palabra curación hasta transcurridos cinco años", declaró, añadiendo que los pacientes de cáncer a veces sufren una recaída después de experimentar remisiones de hasta 10 años.

Todos los pacientes que participaron en el estudio sufrían un cáncer avanzado de riñón que se había extendido a otros órganos y no había mejorado después de administrar el tratamiento convencional con interleuquina 2 o interferón alfa, dos fármacos que supuestamente estimulan el sistema inmune del paciente para que luche contra el tumor.

 

CELULAS MADRE EN PARAPLEJIA

En un aparente avance revolucionario, científicos de Corea del Sur informaron haber utilizado células madre extraídas de sangre umbilical para restaurar la sensibilidad y movilidad de una paciente con daños en la médula espinal.
 
Aparente gran avance en una paciente paralizada durante 19 años, científicos de Corea del Sur informaron haber utilizado células madre extraídas de sangre umbilical para restaurar la sensibilidad y movilidad de una paciente con daños en la médula espinal.
Tras administrarle células madre extraídas de sangre umbilical, se registraron unos resultados asombrosos. A partir del día 15 posterior al transplante, la paciente podía mover sus caderas y sentir la piel sobre ellas. En el día 25 después del transplante sus pies respondieron a la estimulación.
A las células del cordón umbilical se las considera “células madre adultas”, en contraste con las células madre embrionarias, que despiertan preocupaciones éticas ya que para recolectarlas es necesario destruir embriones humanos.
El informe comenta que la actividad motora empezó a percibirse a partir del día 7, y que fue capaz de mantener una posición vertical en el día 13. Quince días después de la operación, la paciente comenzó a elevar la parte inferior de sus piernas aproximadamente un centímetro.
El resumen del estudio dice que la paciente no solo recuperó sensibilidad, sino que 41 días después de serle administradas las células madre, las pruebas “demostraron también la regeneración de la médula espinal en la zona dañada” y bajo ella.
Las conclusiones de los científicos indican que el transplante “podría ser un buen método para el tratamiento” de pacientes parapléjicos.
El especialista en bioética Wesley J. Smith, redactor de Lifesite.com, expresó su entusiasmo acerca del aparente avance científico, pero también reclamó cautela.
“Debemos de ser cautos”, dijo Smith, socio veterano del Instituto Discovery, con sede en Seatle, y consejero especial del Centro para la Bioética y la Cultura.
“Un paciente no basta para elaborar un tratamiento”. Los autores del estudio perciben, anota Smith, que la laminectomía** que la paciente recibió podría haberle aportado algún beneficio.
“Pero aún así, es una historia maravillosa que ofrece una tremenda esperanza a todos los pacientes con parálisis”, comentó.

 

CELULAS MADRE CONTRA  LA DIABETES

EN ARGENTINA

Científicos argentinos informaron que habían implantado células madre en el páncreas de un paciente diabético, lo que le permitió a ese órgano producir insulina.

Los investigadores, de la Universidad Nacional de Rosario, situada a unos 200 kilómetros al norte de Buenos Aires, dijeron que no fue necesario intervenir quirúrgicamente al paciente, ya que el implante se realizó a través de sus vasos sanguíneos.

El equipo multidisciplinario señaló que es la primera vez a nivel mundial que se utiliza este método para tratar la diabetes.

Según ellos, el paciente, un hombre de 42 años, tuvo una evolución clínica favorable y ya se encuentra en su casa llevando una vida normal.

Los científicos atribuyen su éxito a haber utilizado células madre de la médula ósea del propio paciente, lo que evitó que se generaran rechazos.

La diabetes tiene lugar cuando el organismo no produce insulina o produce una cantidad insuficiente de esta hormona, generada por el páncreas.

Al salir del páncreas, la insulina pasa a la sangre, facilitando que la glucosa -el azúcar resultante de la digestión de los alimentos- penetre en las células y se transforme en la energía requerida por nuestro organismo.

Cuando, debido a la falta de insulina, la glucosa no puede entrar en las células, se acumula en la sangre, provocando los síntomas de la diabetes, como la fatiga, el aumento de la sed, la irritabilidad, mucha orina, calambres en las manos o pies y úlceras.

Aunque hasta ahora la enfermedad no tiene cura, los investigadores argentinos consideran que el nuevo método ofrece esperanzas para su tratamiento

EN SAN DIEGO , CALIFORNIA

El equipo dirigido por Emmanuel Baetge, de la compañía Novocell en San Diego, California, ha demostrado por primera vez que es posible conseguir, a partir de células madre embrionarias humanas, células pancreáticas endocrinas capaces de producir insulina y curar a ratones con diabetes. Se trata del primer paso hacia el desarrollo de una solución para miles de pacientes, aunque, de momento, sólo se ha probado en animales.

No es la primera vez que el grupo de Baetge sorprende a investigadores de todo el mundo con los resultados de su trabajo. Ya lo hicieron en 2005 y en 2006. En aquellas ocasiones estos científicos publicaron relevantes datos de sus estudios que iban orientados a conseguir lo que ahora publica la edición on line de la revista ‘Nature Biotechnology’.

"Es un grupo de referencia porque siempre va un paso por delante de los demás", señala Franz Martín, catedrático de la Universidad Pablo Olavide e investigador principal del departamento de células troncales del Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (CABIMER) de Sevilla. Este científico señala la importancia de este trabajo al ser el primero que consigue crear células pancreáticas endocrinas a partir de las embrionarias y, tras injertarlas en ratones con diabetes, generar niveles de insulina adecuados; en definitiva, los injertos fueron capaces de curar la diabetes de estos animales.

"Nuestros datos ofrecen la primera evidencia de peso de que las células madre embrionarias pueden servir como una fuente renovable de células productoras de insulina funcional para terapia celular de la diabetes", ha declarado Emmanuel Baetge, director científico de Novocell, una compañía de ingeniería celular, y autor principal del estudio. "También muestra una fuerte evidencia de que las células del endodermo, derivadas de las progenitoras, son capaces de generar células secretoras que dan una respuesta insulínica en relación a la glucosa y que son funcionalmente similares a las células beta adultas humanas".

105 injertos

El equipo de Baetge ha aplicado en esta ocasión la técnica que ha venido desarrollando en los últimos años y que consiste en aplicar un protocolo para la obtención de células pancreáticas inmaduras (precursoras endocrinas) a partir de las células madre embrionarias procedentes de humanos. De esta forma, una vez obtuvieron este material lo implantaron en 105 ratones que habían sido manipulados para desarrollar diabetes.

Estas células precursoras al injertarlas en los roedores maduraron, no se sabe muy bien el motivo, hacia células endocrinas productoras de insulina. De tal forma, que los animales mostraron a los 30 días del injerto una respuesta insulínica, que fue óptima a los tres meses del trasplante. Los investigadores comprobaron que la producción de insulina dependía del nivel de glucosa de los animales, y que al eliminar el injerto los roedores volvían a ser diabéticos.

Sin embargo, un dato negativo que detectaron en una pequeña proporción de los animales fue que siete de ellos desarrollaron tumores un tiempo después del trasplante. Según los autores del trabajo, es posible que al inyectar las células endocrinas con ellas se inoculara también otro tipo de células más inmaduras que son las responsables de los tumores.

Aunque, tal y como señalan estos investigadores, tienen que desarrollar un método de filtrado o purificación celular para evitar que con el injerto se administren células que luego dan lugar a la formación de tumores, sus resultados son esperanzadores. "Hemos creado una potencial opción terapéutica que podría conducir a la primera aplicación de la terapia celular para el tratamiento de la diabetes", explica Alan J. Lewis, doctor y presidente de Novocell.

Por su parte, Franz Martín destaca los logros de este trabajo. "Han obtenido, a partir de las células madre embrionarias, una población de diferentes tipos de células que se encuentran habitualmente en los islotes pancreáticos, no sólo células beta. Han probado que este material se puede trasplantar con éxito en diferentes sitios del organismo como la grasa abdominal, el tejido subcutáneo abdominal y la cápsula renal. Y por último, con estos injertos han conseguido curar animales diabéticos".

Martín está de acuerdo en que el siguiente paso será en purificar esta técnica, algo que no es fácil, para conseguir una terapia completamente segura y, posteriormente demostrar su eficacia en humanos. "No sabemos el tiempo que se tardará hasta conseguir esto, pero este trabajo demuestra que se está en la línea de lograr un tratamiento para la diabetes, que cada año se avanza más y que no se va para atrás. Quizás nuestros hijos lo vean".

CELULAS MADRE, LA SOLUCION A LA CALVICIE

Crean revolucionario tratamiento con células madre, que promete ponerle fin de una vez por todas a la calvicie. Se han hecho experimentos con ratones que ha dado sorprendentes resultados.

Las células madre dérmicas tienen la facultad de regenerarse cuando se cultivan en laboratorio y pueden diferenciarse como piel y cabello, según explicaron científicos de la Universidad Rockefeller en un estudio publicado en la revista "Cell". Esto quiere decir que las células madre dérmicas tienen la facultad de crear nuevas células capilares y restaurar las que ya han muerto.

Los investigadores señalaron que las bondades de las células madre dérmicas han sido determinadas sólo en ratones, pero el descubrimiento significa que el equivalente humano de estas células podría usarse para regenerar piel y cabellos. Las células madre, de ibriones o de tejido adulto, son unidades biológicas progenitoras que se diferencian y convierten en células especializadas, lo cual podría ayudar a curar enfermedades que se caracterizan por la pérdida o degeneración de tejidos como la alopecia o calvicie, esclerosis múltiple, la diabetes o el mal de Alzheimer, según la investigación.

De acuerdo con Elaine Fuchs, investigadora del Instituto Médico Howard Hughes, las células madre de ambos tipo , dérmicas o foliculares, se regeneraron cuando se las instala en cultivos de laboratorio.  En esos cultivos, los investigadores descubrieron que ambos tipo producían folículos cuando se les implantó en la piel de un ratón totalmente calvo.  "Creo que interesará el hecho de que estas dos poblaciones celulares pueden producir folículos después del cultivo", añadió Fuchs.  La investigadora explicó que hasta ahora no habían tenido éxito otros experimentos similares de trasplante de folículos capilares. "En contraste, en los nuestros hios desarrollado una gran densidad capilar, en algunos casos similar a la existente en la piel de un roedor normal", dijo. 

Pero lo más importante, según Fuchs, es el hecho de que la investigación ha puesto de manifiesto que existen similitudes en las diversas células madre.  "Creo que esta información nos revelará muy buenas pistas sobre la forma en que responden a los estímulos externos. Esa información nos ayudará a entender cómo podios inducirlas a entrar en una diferenciación específica en los cultivos", señaló.  Se espera que esta sea la cura definitiva a la calvicie o alopecia y que en los próximos años se tenga un tratamiento efectivo para los humanos

 ver también :http://www.ipitimes.com/clon.htm

16 comentarios el “Que son las Celulas Madre

  1. tengo una fistula en el abdomen a consecuencia de varias operaciones dos peritonitis y colocacion de mallas las cuales me llevaron a la Septicemia, me hicieron iliostomia, lo tuve por casi un año. cuando me hicieron la retrostomia a los meses se formo una fistula intracutanea, la cual ya tiene cerca de cuatro años. he tocado muchas puertas para que me ayuden a solucionar mi salud. es tan molestoso, me duele, arde y se me inflama con frecuencia, ademas del liqueo diario.

  2. ROSA : el mal de parkinson es un mal degenerativo, el cuerpo comienza a fallar pq las celulas van muriendo, sabe Dios como ni porque. Para eso existen los antioxidantes. Lo mas sano y lo q menos o casi nunca un medico recomienda es alimentarse saludablemente, deberias moderar la ingesta de carnes y productos refinados como el azucar, las harinas y algunos aceites, si fuera posible eliminarlos, los productos con conservantes son igualmente dañinos. Te recomiendo por lo menos 6 frutas en la mañana y 6 a media tarde, manzana,piña,aguaymanto, naranja con la parte blanca q tiene, platano y uvas. Si fuera posible come una granada pequeña diario, el aguaymanto es muy necesario. Toma te verde, consume chia, ajonjoli, maca, kiwicha. Que todo sea natural. Verduras y germinados. Todo esto tiene antioxidantes. Notaras un gran cambio en ti y confia en Dios, hasta quizas te sanes, Dios lo puede todo.

  3. ROSA tingo 04 -10- 2013 mehan dignosticado mal de parkinson. pero en la resonancia aparecen multiples infartos cerebales aparte me han dado dosw infartos al miocario por favor
    les agradesco una ayuda en cuanto a ese mal gracias ,tengo 68 años pero muchas ganas de vivir

  4. Hola, tras mi enorme depresión vivo cada día esperando una alternativa para la hipoacusia neurosensorial bilateral degenerativa moderada que sufro, tengo 43 años y vivo pegada al ordenador a la espera día a día de una posible curación para poder seguir oyendo.
    Un saludo.

  5. Hola, tras mi enorme depresión vivo cada día esperando una alternativa para la hipoacusia neurosensorial bilateral degenerativa moderada que sufro, tengo 43 años y vivo pegada al ordenador a la espera día a día de una posible curación para poder seguir oyendo.
    Un saludo.

  6. Células madre adultas: Más de 40 avances avalan su investigación con fines terapéuticos …..En los últimos 5 años, científicos de todo el mundo han demostrado con sus investigaciones que no es necesario destruir embriones.utiliza células adultas, normalmente del propio paciente, y la que destruye embriones para conseguirlas, no tiene ningún fundamento.

  7. buenas soy de venezuela para ver si me pueden ayudar con su informacion. my hijio hace 2 años tubo una fractura en el femur izquierdo lo an operado en 4 oprtunidades y el hueso no pega , tiene 7 años de edad . porfavor

  8. tengo un sobrinito que tiene 2 años y no escucha se le llevo al medico y le realizaron estudios de la audicion encontrando que tiene sordera en el 100% del oido izquierdo y en el derecho escucha 50% y nos dijeron que hay una posibilidad que el niño escuche por medio de la implantacion de celulas madres y despues con terapias que tan cierto es eso y que probabilidades hay que el nene escuche aunque sea poco.

  9. En mexico se esta publicitando una clinica Regexmex para el tratamiento de regeneracion celular de diversas patologias como la ERC.. La Diabetes y otros, esto en base a la aplicacion de celulas madre de medula osea el tratamiento consta de la aplicacion de 10 dosis intravenosas lenta o intramuscular, podrian ustedes decirme sobre la regeneracion glomerural y de la recuperacion de la funcion de los riñones en un porcentaje de hasta el 30 al 40 o/o de la funcion renal y evitando la Dialisis y en casos extremos la Hemodialisis, ademas ofertan tratamiento en base a capsulas de celulas madre de tipo embrionario con resultados dentro de lis siguientes 30 dias

  10. hola me gustaria saber si las celulas madres están solucionando a la hipoacusia severa ya que tengo un bebe de dos años que tiene ese diagnostico el es candidato a implante coclear soy una madre desperada ya que necesito tomar la desición correcta lo peor es que lo quieren implantar los dos oidos ya que es bilateral necesito una repuesta por favor gracias

  11. pido ayuda para mi primito de 2 añitos que a nacido sin una manito y le van a amputar su testiculo yo se que con esto de la celula madre el podra salir adelante somos de piura -peru y necesitamos ayuda no nos pase x desapresibidos ayudennos………..

  12. es lo mejor que puede pasar ya que yo tengo un sobrino que a nacido sin una manito y en la otra solo tiene 4 deditos ahora se que tiene oportunidad de tener sus miembros completos y por todos aquellos que han sufrido accidentes me gustaria me tengan comunicada con cada avanse que se de que dios los bendiga y los ayude en lo que estan haciendo ya que somos muchos que anhelamos esta cura.

  13. quisiera realizar implantacion de celulas madre a mi hijo de 7 años que sufre de paralicis cerebral.
    necesio ayuda por que no cuento con los recursos para hacerlo. gracias a quien me pueda ayudar.

  14. me pareca algo increible como esta evolucionando la ciencia medica y creo que en esta decada habra la cura para varias enfermedades. tambien estoy interesado en tratamiento celular contra la paraplejia, y donde puedo resivir mas informacion

  15. Que tratamiento se puede aplicar a una persona con una escenosis de canal lumbar y dorsal,operada a nivel dorsal,y que se le ha vuelto a comprimir.Pie caido y dolor.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s